si realmente

Hijo, si realmente crees en Mí, no hagas diferencias entre tus hermanos. No debes brindar más ni menos atenciones a los ricos que al de ropas humildes y sucias. Recuerda que Yo he escogido a los pobres de este mundo para hacerlos ricos en la fe. No desprecies – consciente o inconscientemente – a los humildes….cumple la Ley de Mi Reino que dice: Ama a tu prójimo como a ti mismo, Jesús.

Confesión: Hoy declaro en nombre de Jesús que no haré diferencias entre mis hermanos y amaré a mi prójimo como a mí mismo, Amén.

Referencia Bíblica: Santiago 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *