cuando llegó

Hijo, cuando llegó el momento de Mi sacrificio los amé hasta el extremo… Me levanté de la mesa, Me quité el manto y Me puse a lavar los pies de Mis discípulos… pues si yo, siendo el Señor, les he lavado los pies, también ustedes deben amarse unos a otros y servirse mutuamente en humildad, Jesús.

Confesión: Hoy declaro en nombre de Jesús que seré imitador de Cristo y amaré con humildad a mis hermanos en un espíritu de servicio, Amén.

Referencia Bíblica: Juan 13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *