ya no quiero hablarte

Hijo, ya no quiero hablarte como a un inmaduro espiritual… como los que comen espiritualmente “alimentos de bebé” porque continúan siendo carnales. Tienen rivalidades y envidias entre sí. Se portan como la otra gente del mundo…
…todavía siguen en el jueguito de decir: “A mí me gusta como predica fulano y a mí, mengano” otros dicen: “A mí me gusta esta iglesia” y otros dicen: “A mí me gusta esta otra…” Esperando como bebes, recibir el consuelo y el apaño a sus gustos y caprichos…
…porque por más que alguien tenga o no un mensaje bonito, ninguno puede poner otra base que Soy Yo mismo… ninguno trabaja para sí, todos trabajan para Mí y cada uno recibirá su recompensa de acuerdo a la intención de su trabajo…
…todo será probado por fuego y ahí se verá el material con que edificó…
…el que edificó con madera y hojas secas… el fuego lo devorará…
…en cambio el que edificó con metales preciosos como el oro o la plata resultará purificado y sus obras brillarán más…
…no es la altura de lo edificado lo importante, sino lo que queda después del fuego… Jesús

CONFESIÓN: Hoy decido dejar la niñez espiritual especialmente en aquellas áreas de mi vida que no he dejado al Señor modificar… entenderé que nadie es nada en sí mismo y que cada uno dará cuenta de las intenciones de sus corazones y que la obra de cada uno será probada en el fuego… buscaré agradar a Dios en todas las cosas y las obras para Él que yo realice serán la consecuencia del amor y no para “ganar” algo… lo declaro en nombre de Jesús, Amén.

Referencia Bíblica: 1 Corintios 3

PMT

3 comentarios en “ya no quiero hablarte

  1. Clemencia

    MUCHAS GRACIAS POR ESTE MENSAJE HERMOSO. CON LA AYUDA DE DIOS PODRÉ EDIFICARME PARA SU SERVICIO, SOLO CON LA AYUDA DE DIOS. QUE EL SEÑOR LOS BENDIGA POR TANTO BIEN QUE NOS HACEN.

  2. Manuel García

    Siempre recibiré de mi Dios lo bueno y justo y no buscaré lo mío propio, gracias hermanos por el mensaje de bendición recibido este nuevo día. Dios los guarde en estos tiempos de pandemia por este virus. La Paz y la misericordia por siempre 🙏 Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *