Archivo del Autor: admin

los que se reúnen

Hijo, los que se reúnen en Mi Nombre no deben sentirse orgullosos porque poseen Mis dones, más bien deberían prestar atención de purificarse de pecados que contaminan al resto de los hermanos. Basta de vicios, anda en pureza y sinceridad. Por eso no tengas trato con la gente que se dicen mis hijos pero son de mala conducta y son inmorales, explotadores, adoradores de ídolos, chismosos, borrachos o estafadores. Ni siquiera debes comer con ellos, Jesús.

Confesión: Hoy confieso en nombre de Jesús que no me enorgulleceré de los dones sino más bien pondré atención en andar juntos con mis hermanos en pureza y verdad, Amén.

Referencia Bíblica: 1 Corintios 5

¿Qué ves?

Hijo, ¿Qué ves en el mundo? ¿Grandes edificaciones, grandes logros humanos y religiosos? Pues te digo: estas cosas no durarán por siempre, las obras humanas desaparecerán y no quedará del orgullo humano piedra sobre piedra. No te deslumbres por estas cosas – ni tengas miedo cuando escuches de posibles guerras porque es necesario que así acontezca como principio de dolores de parto. El fin vendrá después que se predique el evangelio a toda clase de gentes, Jesús.

Confesión: Hoy confieso en nombre de Jesús que no me dejaré deslumbrar por las obras humanas y tampoco temeré por las hostilidades de sus acciones. Esperaré en confianza predicando el evangelio, Amén.

Referencia Bíblica: Marcos 13

alégrate en Mí

Hijo, alégrate en Mí, ¡Cuídate de los que tratan de ser mejores que tu porque dicen guardar ciertas reglas humanas! No es el color de tu piel que te hace mejor ante mí, ni tu posición social ni tu conducta apegada a las reglas religiosas, ni tu celo para que otros piensen igual que tú. Considera todas esas «ventajas» como cosas negativas ante Mí, considera todo esto como nada en comparación con Conocerme. Quiero que te encuentres Conmigo, no teniendo ya esa rectitud que pretende la Ley, sino aquella que es fruto de la fe… de la fe en Mí… Jesús

Confesión: Hoy confieso en nombre de Jesús que mi alegría la pondré solo en Él. Confiaré en Su Gracia para acercarme a Él y no me apoyaré en mis méritos ni en “las ventajas” que tengo comparándome con otros, Amén.

Referencia Bíblica:
Filipenses 3

ya llega el día

Hijo, ya llega el día, ardiente como un horno. Todos los orgullosos y los que hacen el mal serán quemados como paja por el fuego de ese día. No quedarán de ellos ni ramas ni raíces. Pero, en cambio, para ti y tus hermanos que respetan mi Nombre, brillaré como el sol de justicia que traerá en sus rayos la salud; ustedes saldrán saltando como terneros… Yo soy justo, Jesús.

Confesión: Hoy declaro en nombre de Jesús que esperaré pacientemente la salvación del Señor y no desesperaré ante los orgullosos. El Juez justo hará justicia a Su tiempo, Amén.

Referencia Bíblica: Malaquías 4

abre más tu corazón hacia Mí…

Hijo, abre más tu corazón hacia Mí, no te juntes con los que rechazan la fe: es cosa absurda. ¿Podrían unirse la justicia y la maldad y convivir la luz y las tinieblas? Por eso, sal de en medio de ellos y apártate. No toques nada impuro y Yo te miraré con agrado, seré un padre para ti, y tú serás mi hijo, porque Yo Soy el dueño del universo, Jesús.

Confesión:
Hoy declaro en nombre de Jesús que no conviviré con las tinieblas y me apartaré de toda obra impura no haciendo lo malo, Amén.

Referencia Bíblica: 2 Corintios 6

recibe Mi Gracia

Hijo, recibe Mi Gracia y Mi paz, tú fuiste elegido y santificado por el Espíritu para la fe y para ser purificado por Mi sangre. Bendito sea Dios el Padre, por su gran misericordia. Ya que al resucitarme a Mí de entre los muertos, te dio una vida nueva y una esperanza viva, Yo te protejo con Mi poder, por medio de la fe. Por esto está alegre, aunque por un tiempo tengas que ser afligido con diversas pruebas, Jesús.

Confesión: Hoy declaro en nombre de Jesús que estaré alegre y recibiré la Gracia y la Paz del Señor, aún en medio de pruebas, sabiendo que por la fe en Él soy guardado a la esperanza celestial, Jesús.

Referencia Bíblica:
1 Pedro 1

Yo no me muestro débil

Hijo, Yo no Soy débil contigo, actúo con poder – si bien en debilidad me entregué a la cruz por amor – ahora vivo por la fuerza de Dios Padre. Así también en este sentido tu compartes Mi debilidad, pero vives conmigo por el poder del Padre que actúa en ti. Se perfeccionado en él. Mi propósito es que estés alegre, que sigas progresando – anímate, ten un mismo sentir con tus hermanos y vive en paz. Y Yo, el Dios de amor y de paz estaré contigo, Jesús.

Confesión: Hoy declaro en nombre de Jesús que seré perfeccionado y seguiré progresando en el amor de Dios a través de Su poder aun en debilidad humana ante el sufrimiento, me alegraré en Dios, Amén.

Referencia Bíblica: 2 Corintios 13

está alerta

Hijo, está alerta, porque vienen algunos a predicar a otro Jesús y proponen un espíritu diferente del que tú recibiste. ¡No lo aceptes! Cuídate de los súper-apóstoles- porque no es la elocuencia de la oratoria que debes prestar atención, antes fíjate en los que se humillan a sí mismos para que tú y tus hermanos crezcan. Pon atención en los que por verdadera vocación y llamado proclaman Mi Evangelio sin cobrar nada. Persevera en lo justo y verdadero… no te dejes deslumbrar, Jesús.

Confesión:
Hoy confieso en nombre de Jesús que no me dejaré llevar por los que hablan bonito sino prestaré atención a la actitud sincera y desinteresada de los que hablan, Amén.

Referencia Bíblica: 2 corintios 11

no olvides

Hijo, no olvides que has sido rescatado de la vida vacía no con un rescate material sino con Mi sangre que es mucho más preciosa. Recuerda que lo humano es efímero y temporal, la carne es como hierba y su gloria y disfrute pasan como la flor. En cambio Mi palabra permanece eternamente, Jesús.

Confesión: Hoy declaro en nombre de Jesús que me aferraré a la salvación eterna que tengo por la sangre de Cristo. No enfocaré solo mi vida en lo terrenal y temporal sino confiaré en la Palabra de Dios que es eterna, Amén.

Referencia Bíblica: 1 Pedro 1

esta Buena Nueva

Hijo, esta Buena Nueva fue anunciada de antemano por los profetas en las Escrituras. Ellas se refieren a Mí, Cristo Jesús, tu Señor, de quien has recibido una gracia y una misión. Tu misión es colaborar que en todos los pueblos sea recibida la fe, para gloria de Mi nombre. A uno de estos pueblos perteneces tú, elegido Mío a quien amo y he llamado y consagrado. Recibe la gracia y la paz de Mi Padre y Mía. Te recuerdo constantemente mientras trabajas por el evangelio, Jesús.

Confesión: Hoy declaro en nombre de Jesús que seré obediente a la misión que recibí del Señor y ayudaré a extender el mensaje de salvación, Amén.

Referencia Bíblica: Romanos 1